lunes, 1 de diciembre de 2008

Egocentrismo

Me dedico un feliz cumpleaños. Y opto por lo más típico:



viernes, 21 de noviembre de 2008

Al dinero sucio le quedan siete telediarios

La serie Dirty Sexy Money, creada por Craig Wright (guionista de, entre otras, 'A dos metros bajo tierra' y 'Perdidos', de gran éxito), finalizará su emisión con su segunda temporada, de la que ya se llevan emitidos seis capítulos.


Parece ser que la vida de la familia Darling, salvaguardada en gran parte por el hijo de su abogado de siempre, el también letrado Nick George (Peter Krause), no ha tenido tan buena acogida en su segunda temporada como en la primera, por lo que este sexy dinero sucio tendrá que blanquearse a pasos agigantados en los siete capítulos restantes.

Es una pena, pues la serie destilaba humor (a cargo especialmente de dos de los hijos Darling, Brian -interpretado por Glenn Fitzgerald- y Jeremy -Seth Gabel -), excentricidad y gran facilidad para enganchar al espectador en el devenir de los acontecimientos. Aunque, quizá, es sólo mi opinión y los ejecutivos de ABC no piensan lo mismo.

Dada la complejidad que ha alcanzado la trama (al menos, esta muerte anunciada permitirá resolver el entramado, como no ocurriera con la gran DIRT, inacabada e injustamente retirada) en el ecuador de su ya última temporada, sólo resta esperar para ver si sus guionistas le dan un apoteósico final que le permita salir por la puerta grande.

Fuente

sábado, 15 de noviembre de 2008

Y todavía quedan otras tres...

Cuando se está enferma, no hay nada mejor que tumbarse en el sofá con una manta y darle al play en el DVD. Y, si la película es Saw V, pues mejor, que está recién estrenada y ya tenía yo ganas de verla. Menos mal que no he pagado los casi siete europeos que vale el cine...


Saw V sigue siendo oscura, como todas sus predecesoras, pero, lamentablemente, ha perdido toda la esencia que tan famoso hizo al film. Ahora, más que una película gore, se dedica a desenmarañar toda una serie de patinazos argumentales, intercalando alguna que otra secuencia aderezada con un par de sobres de ketchup que deja indiferente hasta al más pintado.

Es tal la obsesión por rizar el rizo y alargar la agonía, que el eje espacio-temporal acaba siendo caótico, con tantos flashbacks, flash-flashbacks y referencias sacadas de la manga.
No, fanáticas y fanáticos de la saga, Saw V NO es sangrienta, no posee las retorcidas máquinas de antaño, y las pruebecitas se han vuelto insulsas y fáciles, con desafíos paralelos incrustados sin venir a cuento. El hilo argumental ha pasado a ser una suerte de relato policíaco del malo, de esos que escribe un alumno de ESO para la clase de Lengua. Me esperaba más, señores Hackl, Dunstan y Melton, pero mucho más, pues debo de ser de las únicas personas que disfrutó con Saw IV.
No obstante, han considerado darle al largo una duración sensata (menos de hora y media), que, a su favor, hace que el espectador no se aburra y llegue con la mente entera al final, pues cabe añadir que, como la dejes volar un instante, te lo has perdido todo, tal es la avalancha de información que comprimen.
Aún así, mantengo la intriga de qué más pueden ofrecernos en las tres secuelas que quedan que no se haya realizado ya. Que empiece el juego.



Lo mejor
: Tobin Bell, hasta después de muerto.
Lo peor: el resto del elenco. ¿Quién se encarga del casting?

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Tras dos años de silencio, Tote King vuelve a la carga


El próximo día 26 de noviembre sale a la venta T.O.T.E., el nuevo y esperado LP del MC sevillano Tote King. El disco constará de diecisiete temas y tendrá colaboraciones de Lírico, Juaninacka, Shotta, El Titó, Quiroga y Ego.

Para paliar un poco la espera, he aquí el single adelanto, "Ahora vivo de esto".

miércoles, 5 de noviembre de 2008

"Yes, we did it!"

Y ganó Obama.



Barack Obama, senador y candidato demócrata, será investido el 20 de enero del 2009 como el primer presidente negro de los Estados Unidos.



http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20081105/mundo/america-enviado-mensaje-mundo-200811050637.html

miércoles, 29 de octubre de 2008

'El Programa de Ana Rosa' y sus grandes reporteras

Mientras me disponía a comerme las tostadas del desayuno, he puesto, ya por costumbre, 'El Programa de Ana Rosa'. Después de hablar del conocido delincuente (o "expropiador de bancos", como al personaje le gusta definirse a sí mismo) El Solitario, se ha pasado a una conexión en directo con Miranda de Ebro (Burgos, muy cerquita de aquí), donde una mujer ha denunciado a su marido porque, presuntamente, le ha tenido secuestrada durante veintidós años.
La reportera, con cuyo nombre no me he quedado (tengo bastante poca retentiva para los nombres de los reporteros de este tipo de programas), ha dicho que no habían podido hablar con la mujer denunciante, pues se encontraba en una casa de acogida de Palencia.
¡Muy bien, reportera! Ya que estás, da la dirección del nuevo domicilio de la mujer.
Aproximadamente cinco minutos después, la gran Ana Rosa ha hablado: "No podemos dar datos de la mujer porque se encuentra protegida", ha aclarado. "Exactamente", ha respondido la reportera. ¡Ah! ¡Que ahora está protegida y no se sabe dónde está! ¡Fíjate tú que yo pensaba que estaba en Palencia!
Si yo fuera la reportera dicharachera esta, le pediría a los Reyes Magos un Código Deontólogico, ya que parece que en su facultad no se estilaba mucho.

jueves, 9 de octubre de 2008

25/08/08

Son las 3:24 de la mañana y en, exactamente, 65 minutos parto hacia Bilbao, donde tomaré un avión que me llevará a París y, de ahí, a Nueva York.
Nueva York... Siempre ha sido uno de mis sueños y, ahora que está tan cerca de cumplirse, experimento una sensación contradictoria: no me apetece ir. ¿Será esto uno de esos trucos de la psique, como cuando quieres a toda costa comprarte un bolso y, cuando por fin lo tienes, no sabes con qué ponértelo? ¿O es, simplemente, mi poca estima hacia los aviones?
No he dormido todavía y espero no hacerlo hasta que no esté sentada rumbo a la ciudad de los rascacielos, cuna de tantas películas, objeto de mis anhelos cada vez que veo un capítulo de
Sexo en Nueva York. ¿Podré aguantar bien el vuelo? ¿Me marearé? ¿Me perderán las maletas?
Y, una vez que esté allí, ¿qué? ¿Tengo tan idealizada a la ciudad que la primera impresión que me lleve va a ser de decepción? Estoy tan casnada, por las horas que llevo despierta y por los nervios que se agarran a mi estómago, que soy incapaz de escribir todas las preguntas que se agolpan en mi mente e intentan salir de ella.
Sólo quiero montarme y dormir, despertarme en el JFK y aprovechar estos quince días. Ya sólo queda una hora.

Foto en Central Park

Esto es lo que escribí la misma madrugada que partía hacia Nueva York y que encontré ayer recogiendo un poco la habitación. Mi intención era usar ese cuaderno para relatar todas mis experiencias allende los mares, pero, al final, estaba tan cansada cuando llegaba al hotel que lo único que me apetecía era dormir.
(Por cierto, no me mareé y sí que me perdieron las maletas).

¡Aprovecho para dar las gracias por las tres mil visitas!


miércoles, 1 de octubre de 2008

Righteous Fail

Hay veces en la vida que tienes que hacer o decir cosas que, aunque no te gusten, son, en cierto modo, obligatorias de acuerdo a tus propios principios. Pues bien, para mí, en tema cine, ese momento ha llegado.
Jamás pensé que una película de mis adorados (uno más que otro) De Niro y Pacino pudiera llegar a ser tan, tan... decepcionante, es la palabra. Y eso que solamente dura hora y media (a Dios gracias).Seamos serios: a pesar de ser, probablemente, las dos estrellas más grandes de su generación que quedan en estos momentos, el duelo interpretativo entre Will Smith y Martin Lawrence en 'Dos Policías Rebeldes' tenía más chicha que este. Es más: si a mi abuelo le colocara una sudadera gris, como a De Niro, daría perfectamente el pego en esa película. Además, si tenemos en cuenta que dos de los actores secundarios son 50 Cent (Curtis Jackson) y Donnie Wahlberg (el hermanísimo del pequeño Mark)... para qué queremos más.
Y, bueno, la trama (¿qué trama?)... es digna de telefilme de sobremesa de Antena 3 o Telecinco. Quiero creer (esto me duele a mí más que a ellos) que no tenían nada mejor que hacer cuando decidieron embarcarse en ese proyecto. Eso, o que el guionista (Russell Gewirtz) y el director (Jon Avnet) les han regalado sus almas a cambio de que aparezcan.
Por cierto, hablaba de Asesinato Justo (Righteous Kill).

viernes, 26 de septiembre de 2008

Aquellos maravillosos años

Cuando la infancia se vive en la calle, es inevitable que se acumulen una serie de experiencias que marcarán la vida adulta posterior: los juegos nocturnos en el pueblo, las salidas vespertinas al río o las gamberradas un barrio de Queens.
En Memorias de Queens, Dito Montiel, director, guionista y escritor de un libro autobiográfico, lleva a la gran pantalla su infancia en Astoria, un barrio del distrito neoyorquino de Queens. El relato, montado de forma un tanto caótica, hace hincapié en las relaciones humanas: el amor adolescente, las amistades infantiles y los lazos familiares, con un envejecido Chazz Palminteri que dista mucho de ser el Sonny de Una Historia del Bronx. El director acaba introduciendo al espectador en su propio pellejo, en la piel aquel joven Dito (interpretado por el 'transformista' Shia LaBeouf) que sueña con escapar a California para huir de su presente e intentar alcanzar esos sueños que tantas veces ha planeado.


El miedo y la angustia de volver al lugar que tanto marcó la infancia y que tanto daño inflingió (tanto física como emocionalmente) al Dito adulto (interpretado por Robert Downey, Jr.), también tienen cabida en esta película, narrada de forma elegante y suave a pesar de los continuos flashbacks y pensamientos extrapolados, en la que las emociones van in crescendo a medida que avanza el relato.

Interpretada de forma magistral y emocionante de principio a fin, es, sin duda, de visión obligada.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

I wanna do bad things with you

Durante mi viaje a la ciudad de los rascacielos, vi muchas promos de nuevas temporadas de series ya existentes o la inminente emisión de otras nuevas. Una de ellas es True Blood, cuyo estreno se anunciaba con un sugerente cartel en los autobuses que no he podido encontrar por la red: la mitad inferior de una cara femenina, de blanca piel y granates labios, a través de los cuales asomaban dos colmillos de vampiro.
Al mismo tiempo, leí en un periódico una entrevista con la escritora Charlaine Harris, autora de la serie de novelas Southern Vampire, que son, a su vez, los libros en los que se inspira la nueva apuesta de la HBO: en un pueblo de Louisiana, vampiros y humanos conviven plácidamente gracias a una bebida llamada True Blood, que no es más que sangre artificial que consigue saciar la sed de estas criaturas nocturnas. Sookie Stackhouse (Anna Paquin), una camarera que, además, tiene el don de leer la mente, se encuentra en el bar con Bill Compton (Stephen Moyer), un vampiro auténtico, y se enamora perdidamente de él. Llevada por sus impulsos y por la intención de él de reinsertarse en la sociedad humana, Sookie tratará por todos los medios de conocerle más a fondo. Al mismo tiempo, un asesino en serie amenaza a los habitantes del pueblo, por lo que la reintegración del apuesto vampiro no será nada fácil.

De entrada, y tras haber visionado tan sólo dos capítulos, he de decir que la serie me gusta. Siniestra, oscura y lúgubre en muchos aspectos fotográficos, es también una alegoría a la vida: a la vida del propio Bill, que obvia y lucha contra sus impulsos sangrientos de morder en el cuello a todo lo que se le ponga por delante. Además, la serie se atreve a ir más allá e intercala temas 'aberrantes' para cualquier conservador, como el sexo con vampiros ("Tienes que probarlo antes de morir", llegan a decir) con las relaciones personales, el amor más allá de fronteras e imposiciones morales y sociales y la superación de las propias barreras.
La serie puede encontrarse en VO (Subtitulada o no) por la red y, además, aquí os dejo la careta de entrada que, para mi gusto, es sublime.


Cabe destacar que, aparte del vampiro, me he enamorado del tema principal: Bad things, de Jace Everett.

viernes, 19 de septiembre de 2008

"Esto es para darme vida"

El otro día, sin nada mejor que hacer, me puse a ver (por vigésimocuarta vez) la serie Sexo en Nueva York. Empecé por la segunda temporada y, al poco, mi prima pasó por mi casa, por lo que vimos juntas unos capítulos.
En uno de ellos, Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), una de las cuatro protagonistas, se enredaba en una nueva aventura tras acabar recientemente, y por segunda vez, una relación con Mr. Big; relación que, según contaba ella, le había "dejado el corazón destrozado". Atónita ante la facilidad por superar y olvidar traumas amorosos, mi prima respondió: "Las cosas son así: la vida pasa muy deprisa, por lo que hay que olvidar muy rápido". Y tiene razón.
Esta noche he visto en Callejeros, el programa de Cuatro, un reportaje sobre dos barrios de Granada en los que los vecinos tienen que convivir con la suciedad, la droga y la insalubridad. El reportero se adentraba en una de las casas, que la dueña le enseñaba con gusto. Al llegar a su dormitorio, la cámara enfocaba una suerte de aparato de respiración asistida, y el reportero preguntaba a la señora que para qué era, a lo que ésta le respondía: "Es para darme vida".
Durante el tiempo que pasamos aquí (entiéndase el mundo), debemos afrontar y superar toda clase de problemas, de mayor o menor envergadura dependiendo del prisma con el que lo miremos, y siempre nos parecen irresolubles o difíciles de olvidar.
Pero, al final, todos vamos a acabar dependiendo de un aparato que nos insufle la vida que se nos ha escapado preocupándonos por tonterías y será entonces, y sólo entonces, cuando volvamos la vista atrás y nos preguntemos si todo aquello por lo que pasamos noches sin dormir, realmente se merecía que nos priváramos de vivir.

Meme by Mia


Mia, autora del blog La Casa de las Hojas Azules, me ha nominado a un meme (un test, vaya), así que, como creo que todavía no he hecho ninguno, allá voy (gracias, Mia!).

Los pasos a seguir son:

1. Escribir seis cosas sin importancia que nos hagan felices.
1.1. Haber podido visitar Nueva York y todas las sensaciones que eso conlleva (la vista del skyline de noche, las vistas desde el Empire State, las caminatas, los madrugones, el metro, el autobús urbano, ver a Samuel L. Jackson por la calle y no darme cuenta hasta que ha cruzado, Coney Island, la playa, los perritos... y podría seguir).
1.2. Disfrutar de un café o una charla con mi gente.
1.3. Salir de fiesta y pasármelo genial.
1.4. Pasarme los domingos (o cualquier día) tumbada todo el día en el sofá viendo películas o series.
1.5. Dormir hasta bien entrado el mediodía (o la tarde...).
1.6. Que, cuando suena el despertador del móvil, mi gato venga a darme lametazos y se acurruque en la almohada a mi lado.
Bonus: Mi familia, que es la mejor del mundo.

2. Poner el enlace de la persona que nos ha elegido.
Mia, La Casa de las Hojas Azules.

3. Poner las reglas en el blog.
Hecho!

4. Elegir seis personas para continuar el desafío.
- Plissken.
- Rayco.
- Patricia.
- Quien le interese (previo aviso de que está siguiendo el juego).

5. Avisar a esas personas y dejar un comentario en sus blogs.
¡Voy a ello!


La foto es mía, tomada desde un barco en un recorrido por el río Hudson.


lunes, 15 de septiembre de 2008

"Entérate: ser virgen ya no se lleva"

Hoy he llegado a casa después de pasar una tarde fuera y he puesto 'El Diario' (que, ahora que Patricia Gaztañaga ya no está, no sé muy bien cómo se llama; de hecho, no sé ni cómo se llama la presentadora actual), programa educativo, entretenido y correcto donde los haya. El tema de hoy tenía por título Entérate: ser virgen ya no se lleva y, hasta donde yo he visto, una muchacha recibía una caja sorpresa de sus tres amigas que contenía, entre otros objetos, una botella de champán, un conjunto de ropa interior y, por supuesto, preservativos. Si mis amigas me hiciesen eso, me plantearía seriamente la amistad que me une a ellas, amén de hibernar eternamente en mi casa una vez realizada mi aparición televisiva (porque nadie verá 'El Diario', pero si sigue en antena, por algo será, aunque no se sepan muy bien los motivos). Después del testimonio de la chica (que, dicho sea de paso, no sabía dónde meterse), se ha dado paso a un tal (creo) Matías, que esperaba conocer en persona a una mujer que se había ofrecido a quitarle la virginidad.
Y yo me pregunto: ¿hasta dónde vamos a llegar? Hace unos días, una joven estadounidense subastaba su virginidad por ebay para costearse los estudios, abriendo un gran debate en la sociedad. Hoy, el señor Matías (y digo señor porque pasaba de la cincuentena) se ofrece en televisión a la primera que llame para dejar de ser virgen, porque "ya no se lleva".
Sin ánimo de posicionarme al respecto, ¿quién decide lo que se lleva y lo que no (además de lo referente al mundo de la moda)? ¿Ya no se estila eso de ser virgen, pero sí que se lleva que los niños (y no tan niños) de hoy en día estén a la cola de la cultura general europea? ¿También se lleva que las televisiones actuales llenen sus parrillas de programas basura, muchos en horario infantil, llenos de invitados que se prestan a ese tipo de pantomimas sólo por salir en la tele y que su barrio les reconozca (hecho que, sospecho, está íntimamente ligado a lo anterior)?
Parece ser que lo que no se lleva es la integridad, tanto moral como ética, empezando por la de los directivos de las cadenas de televisión y terminando por la audiencia, que, al final, es quien toma la última decisión sobre la decadencia de un programa. Y Antena3 debe de ser líder en esto. Para muestra, 'El Diario'.
A propósito, ¿alguien se acuerda de esto?

sábado, 16 de agosto de 2008

Californication regresa después del verano

Si bien, en un principio, se anunció la segunda temporada de 'Californication' para este mes de agosto, el blog ¡Qué movida! anuncia su vuelta para el 28 de septiembre.

Además, incluye una promo de treinta segundos para ir abriendo boca. Lo bueno se hace esperar, dicen...

sábado, 9 de agosto de 2008

Cuando Mark Wahlberg nos hizo creer que era actor


O cuando M. Night Shyamalan perdió fuelle. Después de 'El Bosque' (The Village, 2004, que, aunque nadie se esperaba lo que al final resultó, es una buena película que mejora con el segundo visionado) y la archiconocida 'El Sexto Sentido' (1999), Shyamalan escribe y dirige 'El Incidente' (The Happening), que parte de una idea relativamente novedosa que ya se tratara en la excelente '28 días después' (28 Days Later, Danny Boyle, 2002): una extraña sustancia penetra en las personas y las impulsa al suicidio, sin que nada ni nadie encuentre explicación.
Sin embargo, el film cojea en muchos aspectos: la realización es buena, pero es que el elenco protagónico es pésimo. A pesar de que el-actor-antes-rapero haya hecho interpretaciones someras en films como 'El planeta de los simios' (Tim Burton, 2001), 'Infiltrados' (The Departed, Martin Scorsese, 2006) y 'The Italian Job' (F. Gary Gray, 2003), amén de aparecer en 'La noche es nuestra' (James Gray, 2007), título en el que su actuación se veía empañada por la del siempre grande Joaquin Phoenix, casi va a ser mejor que vuelva a la música, sobre todo ahora que los New Kids On the Block han vuelto.
Mark tiene un pase, está bueno (aunque sea bajito), pero como actor atraviesa por etapas auténticamente decadentes. Desde 'Shooter: el tirador' (Antoine Fuqua, 2007), parece que no cambia de expresión en ninguno de los papeles que interpreta.
Y, la verdad, es una pena, porque la película de Shyaman se las prometía muy felices, y seguro lo habría sido si hubiera elegido cuidadosamente el reparto (no voy a hacer mención de Zoey Deschanel, porque merecería otra entrada aparte) y hubiera pensado un poquito más el guión.
Las críticas, no obstante, son bastante buenas, y seguro que viene mi amigo Plissken a llevarme la contraria.
Le doy un 3, y porque sale Mark.

sábado, 26 de julio de 2008

Cómo convertir una película típica en una comedia


'Paso de ti' (Forgetting Sarah Marshall) pintaba como la típica película de sobremesa o que se ve cuando no se tiene tiempo (ni ganas) de ver una película más larga y con mayor carga intelectual. Escrita por Jason Segel ('Cómo conocí a vuestra madre') y protagonizada por él mismo y Kristen Bell ('Veronica Mars'), esperaba un film predecible, quizá con alguna nota de escondido y poco sustancioso humor, perfecto para pasar una noche de sábado sin salir, pero me equivoqué de medio a medio.
El argumento es simple: Peter (músico) y Sarah Marshall (famosísima actriz) son novios desde hace más de cinco años. Un día, Sarah deja a Peter por una estrella del rock llamada Aldous (Russell Brand) y éste cae en una enorme depresión. Para olvidarla, se va de vacaciones a Hawai, pero, cuál es su sorpresa cuando se encuentra en el hotel a la mismísima Sarah con su nuevo novio. Peter se tomará esto como una especie de terapia de choque para olvidar completamente a su ex-novia y empezar una nueva vida.
A este caldo de cultivo habría que añadir a Meg Ryan y a Tom Hanks (o, en su versión más reciente, a Mandy Moore y Gabriel Match en 'Porque lo digo yo') y se tendría la típica comedia romántica que, si acaso, arranca de refilón una sonrisa.
Pero 'Paso de ti' es diferente. Aderezada con dos de los miembros del elenco principal de 'Supersalidos' (Jonah Hill, que no se pierde una, y Bill Hader), se crean situaciones que, aunque convencionales, ya no arrancan una sonrisa, sino que son capaces de provocar una carcajada. Las interpretaciones de Jason Segel y de Russell Brand son perfectas en sus papeles y, además, se une al film Paul Rudd ('El novio de mi madre', 'Lío embarazoso'), que da el toque estrambótico.
Puede que el final sea algo previsible pero, en cualquier caso, sólo por haber logrado arrancarme más de diez carcajadas en poco menos de dos horas, merece un espacio aquí.

viernes, 27 de junio de 2008

No sin mis Manolos



Michael Patrick King nos trae, cuatro años después de que finalizara la sexta y última temporada de 'Sex and the City' ('Sexo en Nueva York', aquí; 'Sexo en la Ciudad', en Sudamérica), la versión cinematográfica de la serie que cautivó a millones de mujeres en todo el mundo y que, probablemente, hizo que las ventas de Manolo Blahnik se incrementaran de manera notable.
Desde el capítulo final ('Una Americana en París, II'), las cosas han cambiado, pero su esencia sigue intacta: Carrie (Sarah Jessica Parker) y John, más conocido como Mr. Big (Chris Noth), han conseguido, por fin, afianzar su relación, y deciden dar el paso de irse a vivir juntos. Miranda (Cynthia Nixon) y Steve (David Eigenberg) siguen viviendo en Brooklyn con su hijo Brady; Charlotte (Kristin Davis) y Harry (Evan Handler) continúan su existencia en el piso de Park Avenue tras haber viajado a China para traerse a Lily, su hija adoptada, y Samantha (Kim Catrall) ha seguido la llamada del amor hasta Los Angeles, donde el Adonis de Smith (Jason Lewis) ha afianzado su carrera cinematográfica.
La vida parece seguir su curso pero, durante las cerca de dos horas y media que dura la película, la Ley de Murphy tan característica de los episodios de veinticinco minutos sale a relucir. La espectadora se encontrará, por tanto, con una comprimida temporada de la serie, en la que, fácilmente, se combinan momentos felices con emotivos, carcajada con lágrima, ternura con desazón. Todo ello, por supuesto, regado con vestidos de alta costura, lujosos zapatos de firma y apartamentos dignos de portada en cualquier revista de decoración.
Al cuarteto se suma, además, la oscarizada Jennifer Hudson ('Dream Girls') en el papel de la asistente personal de Carrie. Aunque su personaje acaba siendo clave para revelar la principal trama de la historia, su aparición parece estar metida con calzador. Algo similar ocurre con algunos cambios de atrezzo que pretenden simbolizar la metáfora del 'renovarse o morir', pero que, de alguna manera, acaban restándole esencia a los decorados tan característicos y que tanto acercaban a la vida y obras de la escritora Carrie Bradshaw.
Las chicas han vuelto, más maduras y con más fuerza, a sabiendas de que es una película totalmente esperada que pone un gran punto y final a la etapa de 'Sexo en Nueva York'. Y lo consiguen, a pesar de que el metraje se haga, en ocasiones, un poco largo, aunque sigue manteniendo el ritmo rápido al que las seis temporadas televisivas han acostumbrado. Las muy fans de la serie la disfrutarán; curiosas/os absténganse: no es una película para pasar un domingo y, evidentemente, no refleja la realidad, ni la neoyorquina ni la de cualquier otro lugar. ¿O cuántas mujeres conocen que vivan de una columna semanal, puedan mantener un piso en Manhattan, salir a comer y a cenar fuera todos los días y permitirse el lujo de comprarse un par de zapatos de 525$ a la semana?
Filmaffinity le da una media de 6.5. Yo le doy un 10.

sábado, 21 de junio de 2008

24

No, no voy a hablaros de la serie protagonizada por el hijo de Donald Sutherland, sino de un gran amigo que hoy cumple años.


¡¡¡ZORIONAK, PLISSKEN!!!!



Disfruta de tus 24 y, tranquilo, que no es una entrada típica en la que describo cuánto te aprecio y lo bien que me lo paso contigo.

No dejen de visitar su blog: http://plissken.blogia.com

lunes, 9 de junio de 2008

Habrá 'Mujeres Desesperadas' para rato

Cuando aún no se ha terminado de emitir en España (La 2, miércoles a las 21.30 horas) la cuarta temporada de 'Mujeres Desesperadas', la quinta se estrenará en Estados Unidos el 28 de septiembre y contará con 24 capítulos nuevos, según confirma la web www.mujeres-desesperadas.com. Esta quinta entrega dará un giro, en todos los sentidos, a la dinámica de las cuatro últimas temporadas, y las vidas de sus protagonistas cambiarán por completo. Yo he tenido la oportunidad de ver la temporada completa y aseguro que el final del último capítulo es, cuando menos, sorprendente. ¡Quiero ver la 5ª temporada YA!

Además, VayaTele adelanta que la serie finalizará en 2011, tras la emisión de su séptima temporada.

viernes, 6 de junio de 2008

Expediente C



Para David Duchovny, hay dos tipos de expedientes: los X y los C. Los primeros tienen que ver con el gobierno y, los segundos, con California. Parece que el agente Mulder se cansó de vivir una vida de abstinencia y austeridad, siempre pendiente de sus dos trozos de esparadrapo en la ventana, esperando a ver si los extraterrestres le devolvían de una vez a su hermana. Y qué decir de la frígida de Scully... Normal que Fox se haya cambiado el nombre por el de Hank Moody y se haya mudado a Los Angeles, rompiendo con su pasado.


He oído decir (bueno, más bien he leído) por ahí que 'Californication' es una especie de 'Sexo en Nueva York' y, Hank Moody, el homólogo de Samantha Jones. Pues no, no es así. Aparte de la obvia diferencia de género entre ambos, cierto es que tienen cosas en común, pero para nada 'Californication' se asemeja a mi amada serie neoyorquina ni mi querido Moody se parece a mi admirada Jones. Estamos ante otro tipo de serie.



En 'Californication', el argumento parece simple: Hank y Karen (Natasha McElhone) llevan juntos (que no casados) doce años y tienen una hija en común, Becka. Hank es escritor y, gracias a las ofertas cinematográficas para adaptar una de sus novelas al cine, la familia se ve obligada a mudarse a LA, dejando NY en el olvido. Una vez allí, Karen conoce a otro hombre y rompe con Hank.
Es ahí cuando empieza la época de decadencia del escritor: intentos de recuperar a Karen, alcohol, drogas y mucho, mucho sexo se convierten en su pan de cada día.


La serie tiene muy buenos momentos estéticamente hablando, como, por ejemplo, la estética onírica de muchos capítulos, que se debe (obviamente) a los sueños del propio Hank, a través de los cuales el espectador es capaz de ahondar en el subconsciente del protagonista y hacer sus propias apuestas sobre qué es lo que va a pasar en ese capítulo o los siguientes. También cabe destacar que el guapérrimo Duchovny se pasea en calzoncillos más de la mitad de la serie. Creo que me he vuelto a enamorar.

Pero no sólo de Duchovnies vive 'Californication': los personajes secundarios son también muy importantes en el desarrollo de la serie. Charlie (Evan Handler, que, by the way, era el marido de Charlotte en las últimas temporadas de 'Sex and the City') juega un rol interesante, sobre todo en el momento en el que empieza un lío con su secretaria Dani (Rachel Miner), miembro de las Suicide Girls, y también Mia (Madeline Zima), la hija del prometido de Karen, con quien Hank habrá tenido más que palabras. También tengo que hacer una especial mención a Becka (Madeleine Martin), la hija de Hank y Karen, una fanática del rock y el punk de doce años que tiene un extraño y ligero parecido con Emily The Strange. La cría no dejará indiferente y sus golpes serán mesurados, pero muy certeros.

La primera temporada ya ha concluído y, en Estados Unidos, la segunda volverá en agosto. De momento, en España se puede ver en FOX. He aquí el trailer (en inglés):

martes, 3 de junio de 2008

'House' pone fin a su cuarta temporada


O a los guionistas yanquis les han sabido a poco las negociaciones llevadas a cabo para terminar con su huelga o, directamente, se han aficionado al jaco. Al menos, los de 'House'.

La cuarta temporada del médico más irreverente y tremendamente rápido de reflejos no podía terminar de la forma más inesperada y alejada, narrativamente, de lo que los seguidores de la serie estamos acostumbrados.

Hoy, la cadena Cuatro nos ha deleitado con la emisión de los dos últimos episodios, en los que pasa lo inimaginable. Como no sé si es lícito ni justo desvelar su contenido sin avisar, AQUÍ HAY SPOILER: House se despierta en un local de streaptease, sin recordar nada. Poco a poco, acuden a su memoria imágenes de lo que ha podido suceder en las cuatro horas anteriores, y descubre que ha sufrido un accidente de autobús. Está convencido de que alguna de las víctimas se está muriendo y pone todo su empeño en salvar al chófer, que él cree causante del accidente. Pero no fue él. Gracias a tratamientos hipnóticos, drogas y sueños, descubre que viajaba con Amber (a.k.a. Zorra Implacable) en el autobús y que es ella quien se está muriendo. La novia de Wilson había ido a buscarle a un bar en el que se estaba emborrachando, y ésta viaja con él en el autobús en el momento del accidente. Hacen todo lo posible por salvar su vida, pero descubren que, unido a sus heridas accidentales, lo que no puede salvarla es una sobredosis de unas pastillas adelgazantes que consume.
Amber muere, House entra en coma y no se sabe si Wilson podrá perdonarle.
FIN DEL SPOILER.

El flashback, nunca utilizado (al menos, que yo recuerde), pasa a ser el leit-motiv de una historia con un sorpendente (e incluso, me atrevería a decir, rebuscado) final.

Hoy no he visto a mi querido doctor Gregory House: he echado de menos su negrísimo humor, sus sarcásticos comentarios, sus perrerías habituales. Pero ver los episodios merecen la pena.

Por el momento, dado que no conozco cuándo se estrena la quinta temporada (que espero haya), tendré que conformarme con leer "Una noche de perros", de Hugh Laurie, en el que encuentro al doctor del que yo me enamoré.

lunes, 26 de mayo de 2008

La Despedida

No, no es el título de ninguna serie americana prácticamente inédita en España; es una despedida en toda regla. Pero no para siempre, no, al menos, de momento. Pero sí es esta mi última entrada en el blog para mi clase de Monográfico Variable III: Ciberperiodismo, debido a la cual me abrí el blog y gracias a la cual seguiré con él.
A partir de la semana que viene (aunque, ahora que estamos de exámenes, actualizaré cuando pueda) el blog se transformará: lo utilizaré para algo más que las series (que también tendrán cabida, aunque no serán el tema exlusivo que trate), máxima que tenía 'prohibida' y que me he saltado más de una vez. No sé cuánto duraré con él pero, ya que tengo unas cuantas entradas, lo ideal sería que lo alargara un poco más.
Gracias a todo@s los que os pasáis habitualmente y espero que lo sigáis haciendo en los próximos tiempos.

sábado, 17 de mayo de 2008

Saw vuelve a casa por Halloween

Como viende siendo habitual desde el año 2004, Saw, la saga de terror más popular de los últimos cuatro años, estrenará su quinta entrega el 24 de octubre de 2008 (coincidiendo con la festividad americana de Halloween).
A pesar de que Tobin Bell, que interpreta al macabro Jigsaw, murió en la tercera entrega, se confirma su aparición en 'Saw 5', tal y como lo hiciera en la anterior película. Su director será, como en todas las secuelas a excepción de la primera, David Hackl.
Para ir abriendo boca, el tráiler oficial (en inglés) se puede ver pinchando aquí.

martes, 29 de abril de 2008

DIRT acaba su temporada prematuramente

Lo que en un principio iba a ser un parón eventual debido a la huelga de guionistas (véanse 'Mujeres Desesperadas', que reanudó su emisión en Estados Unidos el 11 de abril de 2008, o 'House', que emite sus nuevos episodios en España hoy, 29 de abril), ha acabado siendo una muerte poco anunciada para DIRT.
La serie, que en un principio iba a constar de trece episodios, ha sido retirada de la cadena norteamericana FX Networks tras la emisión del séptimo, pues la misma sólo pretendía cubrir una vacante hasta finales del mes de abril.
Por el momento se desconoce si DIRT volverá con una tercera temporada en la que se emitirán los seis episodios que restan o, por el contrario, la razón de retirarla estando la trama incompleta se debe a que a los directivos de la cadena no les interesa renovarles el contrato. El tiempo dirá.

Más información: http://www.mundoplus.tv/zonaseries/series_usa/dirt.php

lunes, 14 de abril de 2008

La oficina (original)

El 9 de julio de 2001 se estrenó en la cadena inglesa BBC Two la comedia The Office, rodada como un falso documental (mockumentary, en inglés, que, traducido literamente, viene a significar 'documental de pega'). Uno de sus creadores, Ricky Gervais, es también su protagonista, el jefe de un departamento de la empresa de papel Wernham-Hogg.
La serie cuenta el día a día de los empleados de esta empresa, situada en el condado inglés de Berkshire, centrándose, sobre todo, en David Brent (Ricky Gervais, el jefe), Gareth Keenan (Mackenzie Crook, un comercial), Tim Canterbury (Martin Freeman, otro comercial, compañero de Gareth) y Dawn Tinsley (Lucy Davis, la recepcionista).
Si bien su remake americano, con Steve Carrell y Rainn Wilson a la cabeza, es una hilarante comedia, la original no se queda atrás. A pesar de que intentar superar a Steve Carrell es prácticamente impensable, Ricky Gervais borda su papel, llegando incluso a ser más histriónico, desternillante e impredecible que el genio de la comedia americana. Y no sólo son los diálogos, sino el carácter del que Brent les impregna: sus gestos, sus vestimenta, sus muecas y su característico 'tic' de apretarse la corbata cada dos por tres. Incluso Mackenzie Crook puede llegar a 'impresionar' más que el propio Rainn Wilson (su homólogo en la oficina americana), gracias, quizá, a ese austerismo tan característico en Inglaterra, unido a un humor tan negro como el té.
Sería imposible decidirse por una u otra versión, por lo que lo mejor es visionar ambas. No obstante, cuesta creer que The Office, versión original, sólo haya emitido dos temporadas (su emisión concluyó el 27 de diciembre de 2003) de seis episodios cada una (más dos episodios especiales por navidad), mientras que el remake americano ya va por la cuarta.
The Office se emitió en Inglaterra a través de la BBC, pero también dio el salto internacional (llegándose a emitir en ochenta países) en BBC Worldwide, BBC Prime, BBC America, BBC Canada, ABC (Australia), TBNZ (Nueva Zelanda) y STAR World (Hong Kong). Además, en 2004, la serie ganó el Globo de Oro en la categoría de mejor comedia o musical; por su parte, en ese mismo año. Ricky Gervais logró el premio a mejor actor de comedia o musical, habiendo recibido también en 2002 el premio de los British Comedy Awards como mejor actor. A su vez, la serie estuvo nominada a los premios Emmy y ganó también un BAFTA.
Hasta la fecha, The Office no se ha estrenado en España, pero, como todo, puede encontrarse en la red.

martes, 1 de abril de 2008

Undergrads

Si hace unas entradas hablábamos de 'American Dad', hoy le toca el turno a 'Años Universitarios' (Undergrads, 2001), una serie de animación americo-canadiense creada por Pete Williams.
'Undergrads' cuenta la historia de cuatro amigos de la infancia (Nitz, Rocko, Cal y Gimpy) que entran a la universidad y descubren el vasto mundo que se abre ante sus ojos. Mientras que Rocko y Cal disfrutarán (o al menos lo intentarán) al máximo de su nueva etapa universitaria (Rocko intentará tener sexo con todas las chicas, mientras que Cal lo conseguirá sin quererlo), el discreto Nitz no sabe cómo moverse en ella, menos aún cuando se encuentra con que Kimmy, su amor platónico del instituto, se aloja en el mismo Colegio Mayor que él. Gimpy, loco por la informática, estará conectado con sus amigos a través de la webcam de su cuarto, del que no se plantea salir por el miedo al mundo exterior. Todos los capítulos toman como hilo conductor a algún problema que afecta (directa o indirectamente) a Nitz, y a partir de ahí introducen los comportamientos del resto del elenco.
Hasta aquí parece que la serie promete, pero tras haber visionado la primera (y única) temporada, he de darle un voto negativo. Nitz aburre, Cal aburre y Gimpy, además, exhaspera; el único que puede llegar a salvarse en alguna ocasión es el bestia de Rocko, sobre todo en la primera secuencia del tercer capítulo. El ritmo, para mi gusto, es lento (a pesar de que cada entrega tiene una media de 25 minutos), tedioso y bastante insulso, algo que me hacía celebrar (y no es broma) que concluyese.
La (supuesta) comedia se emitía en Estados Unidos a través de la televisión musical MTV, en Canadá por Teletoon, en Latinoamérica por Cartoon Network (Adult Swim) y en España a través del canal digital Buzz. Debido a la poca audiencia de la primera temporada, la MTV decidió cancelarla, a pesar de los muchos seguidores con los que (se dice) la serie contaba.

jueves, 27 de marzo de 2008

God Saves Tarantino!

Aún recuerdo cuando, estando exactamente en 1ºESO, mis padres pusieron ETB y su programa (que está ahí desde que tengo uso de razón, creo) 'La Noche de...' (presentado por Félix Linares). También recuerdo esa chica morena con flequillo y media melena (en su día llegué a creer que era Winona Ryder); a ese Samuel L. Jackson con su pelo afro; a ese John Travolta con coleta y traje negro y, sobre todo, la mítica escena de la adrenalina en el corazón (no me preguntéis por qué, pero es la que más grabada tengo en mi mente).
Por aquellos entonces contaba con doce años y, lamentablemente, mi fiebre tarantiana surgió unos años más tarde, cuando alquilé 'Pulp Fiction' en mi videoclub. Después vino 'Kill Bill Vol. 1' y me gustó tanto que decidí visionar 'Amor a Quemarropa', 'Asesinos Natos', 'Jackie Brown' y 'Reservoir Dogs' (su opera prima), en ese orden. Grandes, como grande también 'Death Proof' (aunque me estoy empezando a plantear mi objetividad respecto a su cine).
Ahora, con 21, un poster de mi película preferida, 'Pulp Fiction', adorna mi pared y, en la estantería del salón, cohabitan la edición especial de coleccionista de esta última y mi adorada 'Kill Bill Vol. 1'. Y algún día me haré con la colección completa.
Y hoy, 27 de marzo, míster Tarantino cumple 45 añitos. Le deseo un muy feliz cumpleaños desde aquí (seguro que me lee) y le regalo una aceptación de su, más que segura, próxima invitación a participar en alguno de sus films. Sí, Quentin, acepto tu papel, no insistas más.
Echad un ojo a Tarantino Spain y a La Casa de las Hojas Azules, que también se acuerdan de este día tan señalado.

lunes, 24 de marzo de 2008

DIRT llega a España

Todos los que puedan ver la versión española de la cadena americana FOX están de enhorabuena: este miércoles 26 de marzo se estrena la primera temporada de Dirt. La cita, para todos aquellos afortunados que dispongan de televisión de pago (por cable o satélite), es ineludible y ahora no hay excusa de que en Internet la serie está en versión original y que resulta difícil seguir el argumento con subítutlos.
Ya saben: miércoles, 26 de marzo a las 22:20, primera temporada de Dirt. No se la pierdan.

viernes, 21 de marzo de 2008

American Dad

De la mano de Seth MacFarlane ('Padre de Familia') nos llega American Dad ('Padre Made in USA'), una irreverente comedia protagonizada por una familia un tanto peculiar. Stan Smith, el cabeza de familia, es un agente de la CIA obsesionado con ser el salvador del mundo. Está casado con Francine, una ex-hippy convertida al cristianismo más devoto. Del matrimonio surgen dos hijos: Hayley (la hija universitaria revolucionaria que practica unos valores totalmente contrarios a los familiares) y Steve (un adolescente poco agracidao con un leit-motiv claro: encontrar novia). El resto de la familia lo componen Roger, un extraterrestre que encontró Stan en la CIA y al que introdujo en la familia por miedo a que le deportaran de nuevo al espacio, y Klaus, un pequeño pez naranja al que implantaron el cerebro de un esquiador olímpico alemán y que está enamorado de Francine.
La verdad es que la serie tiene sus puntos cómicos pero, en mi opinión, no supera a la opera prima de MacFarlane, Padre de Familia. Sin embargo, las salidas de tono de Roger y Klaus logran arrancar alguna que otra sonrisa, sobre todo por los comentarios obscenos que el pez dirige a la dueña de la casa y la fijación que tiene el extraterrestre por el alcohol, el tabaco y los dulces.
Aparte de eso, Fracine resulta sosa, Hayley está fuera de lugar con sus comentarios rebeldes y liberales y Steve aburre con sus peripecias para conseguir hacerse con una chica. Stan, por su parte, profesa un humor tan negro que, quizá por bestia, no consigue el efecto deseado (a pesar de que, si tengo que elegir, me quedo con un humor negro antes que con uno simplón). No obstante (por algo es creación Seth MacFarlane), se introducen algunos 'gags' que sí que harán que el espectador se desternille.
Para terminar, sólo me cabe añadir que, para gustos, los colores, y que sin duda American Dad (que ya no se emite en España) y Family Guy (laSexta, de lunes a viernes) están hechos para públicos que exigen cosas diferentes. Vean, comparen y elijan su creación macfarlaniana.

lunes, 10 de marzo de 2008

La (¿falsa?) oficina

El 25 de marzo de 2005 se estrenó en la cadena de televisión estadounidense NBC el remake de la sitcom inglesa The Office. Rodada como un falso documental, la serie cuenta la vida diaria de los trabajadores del sector de compras de la empresa de papel Dunder Mifflin. Al frente de la plantilla se encuentra Michael Scott (Steve Carrell), un jefe que pretende ser el centro de atención de los empleados y que intenta ganárselos con jornadas de integración, partidos de baloncesto, fiestas y un sentido del humor un tanto peculiar que raramente surte el efecto deseado. El resto de la plantilla principal lo componen Jim (el comercial), Pam (la recepcionista) y Dwight (otro comercial), un histérico personaje conspirador que hará lo posible por desbarajustar la oficina y elevar la crispación de los trabajadores a la máxima potencia. Al estar rodado como un falso documental, hay momentos en los que los personajes buscan a la cámara, e incluso hablan delante de ella como si del confesionario de un famoso reality show se tratara.
Steve Carrell (que interpreta a Michael Scott) es un humorista bastante conocido en Estados Unidos (en España hemos podido verle en 'Virgen a los 40' o 'Pequeña Miss Sunshine') y, como tal, sabe perfectamente cómo meterse en la piel de un jefecillo moderno que hará reír con sus ocurrencias, sus comentarios fuera de lugar (que pretenden ser divertidos) y sus ideas para mejorar la empresa. Especial atención al binomio Michael (Steve Carrell)-Dwight (Rainn Wilson).
En Estados Unidos The Office se emite en la cadena privada NBC, y en España se puede ver a través de los canales por cable TNT y Paramount Comedy, y en abierto a través de laSexta.

lunes, 3 de marzo de 2008

"Welcome to Fawlty Towers"

Cuando los Monty Python se alojaron en un hotel de la región inglesa de Torquay, ni siquiera pensaron que de ahí podía salir una de las mejores comedias de la historia de la BBC de los años 70. Durante su estancia en el hotel "Gleneagles", el miembro del grupo cómico John Cleese y su entonces mujer, Connie Both, decidieron dar vida a una sitcom o comedia de situación (una serie con tono de comedia en la que el argumento se desarrolla siempre en un escenario concreto, en este caso un hotel) inspirada en el dueño del mismo, Donald Sinclair. De hecho, John Cleese configuró su personaje de Basil, dueño del ficticio hotel Fawlty Towers, en base a cómo se comportaba el gerente del "Gleneagles Hotel": huraño y despectivo, llegando incluso a lanzar un horario de autobuses a la cara de un cliente cuando éste le preguntó por el próximo autobús que llevaba a la ciudad. También escondió la maleta del miembro de los Monty Python Eric Iddle, ante la sospecha de que pudiera contener una bomba.
La serie sólo llegó a rodar doce episodios en sus dos temporadas (estuvo en antena desde 1975 a 1979), pero a pesar del poco tiempo que estuvo en antena fue galardonada con tres BAFTAS (los Oscar británicos), incluyendo el de Mejor Comedia de Situación en cada una de sus dos temporadas. Además, está dentro de "Las 100 Mejores Comedias Británicas" de todos los tiempos (una lista elaborada en el año 2000 por el British Film Institute), y el personaje de John Cleese, Basil Fawlty, está considerado el personaje de comedia más divertido de todos los tiempos.
La verdad es que "Fawlty Towers" es una de las más desternillantes comedias que pueden encontrarse sobre la faz de la tierra, incluso hoy en día. John Cleese resulta histriónico en su papel de dueño gruñón, siempre preocupado por hacer la vida imposible a su mujer, Sybil. En el hotel residen además una camarera (Polly), un cocinero (Terry) y un mozo español (Manuel), que logrará sacar de sus casillas al señor Fawlty debido a su total desconocimiento del inglés. Las situaciones que se producen son hilarantes, y resulta increíble ver cómo el genial Cleese es capaz de dar la vuelta a una situación aparentemente normal (e incluso aburrida) para convertirla en todo un alarde de comicidad. Su lenguaje rápido, mordaz, sarcástico y terriblemente cínico harán que cada situación sea una nueva 'experiencia' para el resto de la 'troupe' del hotel. Una opción más que recomendable para pasar la tarde de un domingo, aunque, eso sí, mucho mejor en versión original (en el doblaje pierde muchísimo).

lunes, 25 de febrero de 2008

"Cómo mola mi pistola"

Las previsiones se han cumplido, y Javier Bardem pasará a la historia como el primer actor español que consigue la estatuilla dorada de la Academia. Y la verdad es que se lo merece. Su papel de Anton Chigurh en la película de los hermanos Cohen No es país para viejos (No country for old men) convence: su interpretación es impecable, sobria, terroríficamente correcta. Logra una empatía con el espectador que sólo los buenos actores consiguen, e inflinge una tensión dramática que se recuerda después de la aparición de los títulos de crédito. Anton Chigurh es frío, maquiavélico, sin sentimientos, y el señor Bardem transmite ese odio contenido prácticamente sin abrir la boca: sólo su mera presencia llena la pantalla, y eso no lo consigue cuaqluiera.
Las (buenas) críticas hacia su papel en el último film de los hermanos Coen (que aparte se ha llevado cuatro estatuillas más) han conseguido afianzar aún más si cabe su presencia en el panorama cinematográfico internacional. No obstante, mérito tiene, y mucho, aunque no se hubiese llevado el galardón, que no es sino un reconocimiento más a una carrera plagada de brillantes interpretaciones en todos sus films (sólo hay que repasar su currículum).
Al subir al escenario a recoger a su ya amigo Oscar, Bardem tuvo palabras de elogio para sus compañeros de reparto, para los directores y para su madre, en una extradedicación en español que provocó las lágrimas de su progenitora. Y es que no todos los días una madre puede presumir de que tiene un hijo al que le han dado un Oscar (y no de los de atrezzo). Felicidades, Javier, y que este no sea el último.

jueves, 21 de febrero de 2008

La verdad te hará libre

Una editora fría, ambiciosa y dispuesta a todo para conseguir una exclusiva; un paparazzi esquizofrénico; una redacción harta de las órdenes de su jefa y el glamouroso Hollywood. Todos estos (y muchos otros) personajes conforman Dirt, una teleserie de la cadena americana FX Network que estrenó su primera temporada en 2007, cosechando inesperados éxitos de audiencia.
El triunfo de esta novedosa serie radica no tanto en la forma (que también) como en el contenido: el mundo del corazón visto desde "el otro lado", lo que da al espectador la oportunidad de saber desde dónde llegan esas escandalosas exclusivas que se observan diaria, semanal o mensualmente en el papel couché.
Así, a lo largo de sus doce capítulos (más un episodio piloto), Lucy Spiller (Courteney Cox) deberá hacer gala de toda su astucia, su sangre fría y su despiadado talento para conseguir que la portada de su revista sea la más impactante de todo el mercado editorial del momento. Para ello, echará mano de su buen amigo Don Konkey (Ian Hart), un fotógrafo con problemas esquizofrénicos, que hará todo lo posible por conseguir la foto que haga de la revista de su amiga la más vendida.
A pesar del odio generalizado que Hollywood tiene a Lucy por publicar aspectos de su vida íntima que el público no debería conocer (escándalos, infidelidades, homosexualidades ocultas e incluso asesinatos), lo cierto es que Dirt es lo que es gracias a sus maquiavélicos métodos. No obstante, ella se defenderá de los que le acusan arguyendo que sólo publica la verdad.
La serie (producida por la propia Courteney Cox y su marido, David Arquette), que no dejará indiferente a nadie, estrenará su segunda temporada el próximo 2 de marzo. De momento, no hay fecha de estreno en España, pero se puede disfrutar de ella investigando un poco por la red. Y la verdad es que merece, y mucho, la pena.

Sinopsis, reparto completo y ficha técnica: Mundoplus.tv

martes, 12 de febrero de 2008

¿Oscar Javier Bardem?


Siete años han pasado desde que Javier Ángel Encinas Bardem fuera nominado a la tan ansiada estatuilla americana por Antes de que anochezca ("Before Night Falls", de Julian Schnabel). A pesar de no haber subido al estrado a recoger el Oscar, esa nominación supuso al actor canario su consagración internacional, que le llevó a trabajar con directores de la talla de Michael Mann (Collateral, en 2004), Woody Allen (Vicky Cristina Barcelona, pendiente de estreno y en la que comparte pantalla con Penélope Cruz y Scarlett Johansson) y los hermanos Joel y Ethan Coen.
Precisamente ha sido el último trabajo de los dos realizadores, No es país para viejos ("No Country for Old Men"), el que ha llevado a Bardem a lucir aún más si cabe entre las estrellas del firmamento internacional. En un comunicado que el actor remitió a todos los medios de comunicación tras conocer su candidatura a Mejor Actor de Reparto, asegura que es "un honor" haber recibido la nominación, ya que "es sin duda el reconocimiento al trabajo y al talento de todos aquellos creadores y profesionales de mi oficio que durante todos estos años han inspirado y mejorado el mío".
A pesar de que habrá que esperar unos días para ver si el español logra lo que sería la primera estatuilla nacional en cuanto a actuación se refiere, la página web española Filmaffinity recoge numerosas críticas de diferentes medios extranjeros y nacionales, y no son precisamente malas. "Bardem, con su piel pálida y el peor corte de pelo del mundo, está estupendo en su rol, un monstruo que será recordado durante años; detrás de sus ojos se oculta el mal, revestido con un perverso sentido del humor" (Peter Travers para la revista "Rolling Stone"); "En términos cinematográficos de cómo contar una historia, es un trabajo destinado a estudiarse en las escuelas de cine en el futuro (...) No hay un momento aquí que se sienta falso (...) Y luego está Bardem" (Scott Foundas para "Village Voice"). "ABC" y "El Mundo" también tienen hueco entre sus páginas para elogiar a Bardem: E. Rodríguez Marchante, por ejemplo, dice en "ABC" que al actor "le cae en suerte un un personaje difícil para cualquier otro y que él convierte en especial"; Alberto Bermejo, por su parte, destaca el trabajo del español como lo mejor de toda la cinta.
De momento, No es país para viejos cuenta, además de las consabidas ocho nominaciones a los Oscar (mejor película, mejor director, mejor guión adaptado, mejor actor de reparto, mejor fotografía, mejor montaje y mejores efectos sonoros), con numerosos premios: dos Globos de Oro a mejor actor y mejor guión, el reconocimiento a la mejor película por la Junta Nacional de Críticos de Estados Unidos y la aprobación del Círculo de Críticos de Nueva York, que consideran que No es país para viejos es, además de la mejor película, la que cuenta con el mejor guión, la mejor dirección y el mejor actor secundario. Sin embargo, los galardones para el film y para Javier Bardem no acaban aquí; lo último, el BAFTA (considerados como la versión británica de los Oscar), que Bardem recogió el pasado domingo en calidad de mejor actor secundario.

Mientras llega la tan esperada noche de la 80 Ceremonia de Entrega de los Premios Anuales de la Academia, no podemos más que disfrutar con No es país para viejos: con la película y con la magnífica actuación del señor Bardem.