lunes, 25 de febrero de 2008

"Cómo mola mi pistola"

Las previsiones se han cumplido, y Javier Bardem pasará a la historia como el primer actor español que consigue la estatuilla dorada de la Academia. Y la verdad es que se lo merece. Su papel de Anton Chigurh en la película de los hermanos Cohen No es país para viejos (No country for old men) convence: su interpretación es impecable, sobria, terroríficamente correcta. Logra una empatía con el espectador que sólo los buenos actores consiguen, e inflinge una tensión dramática que se recuerda después de la aparición de los títulos de crédito. Anton Chigurh es frío, maquiavélico, sin sentimientos, y el señor Bardem transmite ese odio contenido prácticamente sin abrir la boca: sólo su mera presencia llena la pantalla, y eso no lo consigue cuaqluiera.
Las (buenas) críticas hacia su papel en el último film de los hermanos Coen (que aparte se ha llevado cuatro estatuillas más) han conseguido afianzar aún más si cabe su presencia en el panorama cinematográfico internacional. No obstante, mérito tiene, y mucho, aunque no se hubiese llevado el galardón, que no es sino un reconocimiento más a una carrera plagada de brillantes interpretaciones en todos sus films (sólo hay que repasar su currículum).
Al subir al escenario a recoger a su ya amigo Oscar, Bardem tuvo palabras de elogio para sus compañeros de reparto, para los directores y para su madre, en una extradedicación en español que provocó las lágrimas de su progenitora. Y es que no todos los días una madre puede presumir de que tiene un hijo al que le han dado un Oscar (y no de los de atrezzo). Felicidades, Javier, y que este no sea el último.

jueves, 21 de febrero de 2008

La verdad te hará libre

Una editora fría, ambiciosa y dispuesta a todo para conseguir una exclusiva; un paparazzi esquizofrénico; una redacción harta de las órdenes de su jefa y el glamouroso Hollywood. Todos estos (y muchos otros) personajes conforman Dirt, una teleserie de la cadena americana FX Network que estrenó su primera temporada en 2007, cosechando inesperados éxitos de audiencia.
El triunfo de esta novedosa serie radica no tanto en la forma (que también) como en el contenido: el mundo del corazón visto desde "el otro lado", lo que da al espectador la oportunidad de saber desde dónde llegan esas escandalosas exclusivas que se observan diaria, semanal o mensualmente en el papel couché.
Así, a lo largo de sus doce capítulos (más un episodio piloto), Lucy Spiller (Courteney Cox) deberá hacer gala de toda su astucia, su sangre fría y su despiadado talento para conseguir que la portada de su revista sea la más impactante de todo el mercado editorial del momento. Para ello, echará mano de su buen amigo Don Konkey (Ian Hart), un fotógrafo con problemas esquizofrénicos, que hará todo lo posible por conseguir la foto que haga de la revista de su amiga la más vendida.
A pesar del odio generalizado que Hollywood tiene a Lucy por publicar aspectos de su vida íntima que el público no debería conocer (escándalos, infidelidades, homosexualidades ocultas e incluso asesinatos), lo cierto es que Dirt es lo que es gracias a sus maquiavélicos métodos. No obstante, ella se defenderá de los que le acusan arguyendo que sólo publica la verdad.
La serie (producida por la propia Courteney Cox y su marido, David Arquette), que no dejará indiferente a nadie, estrenará su segunda temporada el próximo 2 de marzo. De momento, no hay fecha de estreno en España, pero se puede disfrutar de ella investigando un poco por la red. Y la verdad es que merece, y mucho, la pena.

Sinopsis, reparto completo y ficha técnica: Mundoplus.tv

martes, 12 de febrero de 2008

¿Oscar Javier Bardem?


Siete años han pasado desde que Javier Ángel Encinas Bardem fuera nominado a la tan ansiada estatuilla americana por Antes de que anochezca ("Before Night Falls", de Julian Schnabel). A pesar de no haber subido al estrado a recoger el Oscar, esa nominación supuso al actor canario su consagración internacional, que le llevó a trabajar con directores de la talla de Michael Mann (Collateral, en 2004), Woody Allen (Vicky Cristina Barcelona, pendiente de estreno y en la que comparte pantalla con Penélope Cruz y Scarlett Johansson) y los hermanos Joel y Ethan Coen.
Precisamente ha sido el último trabajo de los dos realizadores, No es país para viejos ("No Country for Old Men"), el que ha llevado a Bardem a lucir aún más si cabe entre las estrellas del firmamento internacional. En un comunicado que el actor remitió a todos los medios de comunicación tras conocer su candidatura a Mejor Actor de Reparto, asegura que es "un honor" haber recibido la nominación, ya que "es sin duda el reconocimiento al trabajo y al talento de todos aquellos creadores y profesionales de mi oficio que durante todos estos años han inspirado y mejorado el mío".
A pesar de que habrá que esperar unos días para ver si el español logra lo que sería la primera estatuilla nacional en cuanto a actuación se refiere, la página web española Filmaffinity recoge numerosas críticas de diferentes medios extranjeros y nacionales, y no son precisamente malas. "Bardem, con su piel pálida y el peor corte de pelo del mundo, está estupendo en su rol, un monstruo que será recordado durante años; detrás de sus ojos se oculta el mal, revestido con un perverso sentido del humor" (Peter Travers para la revista "Rolling Stone"); "En términos cinematográficos de cómo contar una historia, es un trabajo destinado a estudiarse en las escuelas de cine en el futuro (...) No hay un momento aquí que se sienta falso (...) Y luego está Bardem" (Scott Foundas para "Village Voice"). "ABC" y "El Mundo" también tienen hueco entre sus páginas para elogiar a Bardem: E. Rodríguez Marchante, por ejemplo, dice en "ABC" que al actor "le cae en suerte un un personaje difícil para cualquier otro y que él convierte en especial"; Alberto Bermejo, por su parte, destaca el trabajo del español como lo mejor de toda la cinta.
De momento, No es país para viejos cuenta, además de las consabidas ocho nominaciones a los Oscar (mejor película, mejor director, mejor guión adaptado, mejor actor de reparto, mejor fotografía, mejor montaje y mejores efectos sonoros), con numerosos premios: dos Globos de Oro a mejor actor y mejor guión, el reconocimiento a la mejor película por la Junta Nacional de Críticos de Estados Unidos y la aprobación del Círculo de Críticos de Nueva York, que consideran que No es país para viejos es, además de la mejor película, la que cuenta con el mejor guión, la mejor dirección y el mejor actor secundario. Sin embargo, los galardones para el film y para Javier Bardem no acaban aquí; lo último, el BAFTA (considerados como la versión británica de los Oscar), que Bardem recogió el pasado domingo en calidad de mejor actor secundario.

Mientras llega la tan esperada noche de la 80 Ceremonia de Entrega de los Premios Anuales de la Academia, no podemos más que disfrutar con No es país para viejos: con la película y con la magnífica actuación del señor Bardem.