lunes, 25 de febrero de 2008

"Cómo mola mi pistola"

Las previsiones se han cumplido, y Javier Bardem pasará a la historia como el primer actor español que consigue la estatuilla dorada de la Academia. Y la verdad es que se lo merece. Su papel de Anton Chigurh en la película de los hermanos Cohen No es país para viejos (No country for old men) convence: su interpretación es impecable, sobria, terroríficamente correcta. Logra una empatía con el espectador que sólo los buenos actores consiguen, e inflinge una tensión dramática que se recuerda después de la aparición de los títulos de crédito. Anton Chigurh es frío, maquiavélico, sin sentimientos, y el señor Bardem transmite ese odio contenido prácticamente sin abrir la boca: sólo su mera presencia llena la pantalla, y eso no lo consigue cuaqluiera.
Las (buenas) críticas hacia su papel en el último film de los hermanos Coen (que aparte se ha llevado cuatro estatuillas más) han conseguido afianzar aún más si cabe su presencia en el panorama cinematográfico internacional. No obstante, mérito tiene, y mucho, aunque no se hubiese llevado el galardón, que no es sino un reconocimiento más a una carrera plagada de brillantes interpretaciones en todos sus films (sólo hay que repasar su currículum).
Al subir al escenario a recoger a su ya amigo Oscar, Bardem tuvo palabras de elogio para sus compañeros de reparto, para los directores y para su madre, en una extradedicación en español que provocó las lágrimas de su progenitora. Y es que no todos los días una madre puede presumir de que tiene un hijo al que le han dado un Oscar (y no de los de atrezzo). Felicidades, Javier, y que este no sea el último.

6 comentarios:

Rayco dijo...

Y bien merecido como dices ;-)

Todo lo que quieres saber sobre... dijo...

Yo creo que también se lo ha merecido. No he visto la peli aún, pero en los cortes que han emitido por la tv se ve que realmente da miedo. Y no hace falta ni música ni nada para que cause esta sensación, su sola presencia es terrorífica. Como dices, a ver si sigue por este camino y sigue haciendonos disfrutar de interpretaciones soberbias.

P.D. Para que luego digas que no te comento las noticias... xD

Sin Paliativos dijo...

Se lo merecia, ya era hora!!

Saludos

Marta dijo...

Bueno la verdad que yo no he visto la película y por lo que dicen está bastante bien, pero viendo como es la persona, que deja bastante que desear y que me parece un antipatico de miedo sinceramente paso de verla y que si tan chulo es y tantos feos hace a la prensa cuando a el le da la gana, se le debería hacer un vacío y dejar de dar tanto bombo a una persona que no se lo merece.

plissken dijo...

La frase esa de "como mola mi pistola" es horrible. El oscar merecido.

Nuria dijo...

A mi el me recuerda un poco a un toro la verdad. jj
Me parece que estos son los momentos en los que hay que hablar de ellos (los actores) y juzgar su trabajo y no cuando salen a la calle en chandaleto o se les ve sacándose un moco en el semáforo.