jueves, 27 de marzo de 2008

God Saves Tarantino!

Aún recuerdo cuando, estando exactamente en 1ºESO, mis padres pusieron ETB y su programa (que está ahí desde que tengo uso de razón, creo) 'La Noche de...' (presentado por Félix Linares). También recuerdo esa chica morena con flequillo y media melena (en su día llegué a creer que era Winona Ryder); a ese Samuel L. Jackson con su pelo afro; a ese John Travolta con coleta y traje negro y, sobre todo, la mítica escena de la adrenalina en el corazón (no me preguntéis por qué, pero es la que más grabada tengo en mi mente).
Por aquellos entonces contaba con doce años y, lamentablemente, mi fiebre tarantiana surgió unos años más tarde, cuando alquilé 'Pulp Fiction' en mi videoclub. Después vino 'Kill Bill Vol. 1' y me gustó tanto que decidí visionar 'Amor a Quemarropa', 'Asesinos Natos', 'Jackie Brown' y 'Reservoir Dogs' (su opera prima), en ese orden. Grandes, como grande también 'Death Proof' (aunque me estoy empezando a plantear mi objetividad respecto a su cine).
Ahora, con 21, un poster de mi película preferida, 'Pulp Fiction', adorna mi pared y, en la estantería del salón, cohabitan la edición especial de coleccionista de esta última y mi adorada 'Kill Bill Vol. 1'. Y algún día me haré con la colección completa.
Y hoy, 27 de marzo, míster Tarantino cumple 45 añitos. Le deseo un muy feliz cumpleaños desde aquí (seguro que me lee) y le regalo una aceptación de su, más que segura, próxima invitación a participar en alguno de sus films. Sí, Quentin, acepto tu papel, no insistas más.
Echad un ojo a Tarantino Spain y a La Casa de las Hojas Azules, que también se acuerdan de este día tan señalado.

lunes, 24 de marzo de 2008

DIRT llega a España

Todos los que puedan ver la versión española de la cadena americana FOX están de enhorabuena: este miércoles 26 de marzo se estrena la primera temporada de Dirt. La cita, para todos aquellos afortunados que dispongan de televisión de pago (por cable o satélite), es ineludible y ahora no hay excusa de que en Internet la serie está en versión original y que resulta difícil seguir el argumento con subítutlos.
Ya saben: miércoles, 26 de marzo a las 22:20, primera temporada de Dirt. No se la pierdan.

viernes, 21 de marzo de 2008

American Dad

De la mano de Seth MacFarlane ('Padre de Familia') nos llega American Dad ('Padre Made in USA'), una irreverente comedia protagonizada por una familia un tanto peculiar. Stan Smith, el cabeza de familia, es un agente de la CIA obsesionado con ser el salvador del mundo. Está casado con Francine, una ex-hippy convertida al cristianismo más devoto. Del matrimonio surgen dos hijos: Hayley (la hija universitaria revolucionaria que practica unos valores totalmente contrarios a los familiares) y Steve (un adolescente poco agracidao con un leit-motiv claro: encontrar novia). El resto de la familia lo componen Roger, un extraterrestre que encontró Stan en la CIA y al que introdujo en la familia por miedo a que le deportaran de nuevo al espacio, y Klaus, un pequeño pez naranja al que implantaron el cerebro de un esquiador olímpico alemán y que está enamorado de Francine.
La verdad es que la serie tiene sus puntos cómicos pero, en mi opinión, no supera a la opera prima de MacFarlane, Padre de Familia. Sin embargo, las salidas de tono de Roger y Klaus logran arrancar alguna que otra sonrisa, sobre todo por los comentarios obscenos que el pez dirige a la dueña de la casa y la fijación que tiene el extraterrestre por el alcohol, el tabaco y los dulces.
Aparte de eso, Fracine resulta sosa, Hayley está fuera de lugar con sus comentarios rebeldes y liberales y Steve aburre con sus peripecias para conseguir hacerse con una chica. Stan, por su parte, profesa un humor tan negro que, quizá por bestia, no consigue el efecto deseado (a pesar de que, si tengo que elegir, me quedo con un humor negro antes que con uno simplón). No obstante (por algo es creación Seth MacFarlane), se introducen algunos 'gags' que sí que harán que el espectador se desternille.
Para terminar, sólo me cabe añadir que, para gustos, los colores, y que sin duda American Dad (que ya no se emite en España) y Family Guy (laSexta, de lunes a viernes) están hechos para públicos que exigen cosas diferentes. Vean, comparen y elijan su creación macfarlaniana.

lunes, 10 de marzo de 2008

La (¿falsa?) oficina

El 25 de marzo de 2005 se estrenó en la cadena de televisión estadounidense NBC el remake de la sitcom inglesa The Office. Rodada como un falso documental, la serie cuenta la vida diaria de los trabajadores del sector de compras de la empresa de papel Dunder Mifflin. Al frente de la plantilla se encuentra Michael Scott (Steve Carrell), un jefe que pretende ser el centro de atención de los empleados y que intenta ganárselos con jornadas de integración, partidos de baloncesto, fiestas y un sentido del humor un tanto peculiar que raramente surte el efecto deseado. El resto de la plantilla principal lo componen Jim (el comercial), Pam (la recepcionista) y Dwight (otro comercial), un histérico personaje conspirador que hará lo posible por desbarajustar la oficina y elevar la crispación de los trabajadores a la máxima potencia. Al estar rodado como un falso documental, hay momentos en los que los personajes buscan a la cámara, e incluso hablan delante de ella como si del confesionario de un famoso reality show se tratara.
Steve Carrell (que interpreta a Michael Scott) es un humorista bastante conocido en Estados Unidos (en España hemos podido verle en 'Virgen a los 40' o 'Pequeña Miss Sunshine') y, como tal, sabe perfectamente cómo meterse en la piel de un jefecillo moderno que hará reír con sus ocurrencias, sus comentarios fuera de lugar (que pretenden ser divertidos) y sus ideas para mejorar la empresa. Especial atención al binomio Michael (Steve Carrell)-Dwight (Rainn Wilson).
En Estados Unidos The Office se emite en la cadena privada NBC, y en España se puede ver a través de los canales por cable TNT y Paramount Comedy, y en abierto a través de laSexta.

lunes, 3 de marzo de 2008

"Welcome to Fawlty Towers"

Cuando los Monty Python se alojaron en un hotel de la región inglesa de Torquay, ni siquiera pensaron que de ahí podía salir una de las mejores comedias de la historia de la BBC de los años 70. Durante su estancia en el hotel "Gleneagles", el miembro del grupo cómico John Cleese y su entonces mujer, Connie Both, decidieron dar vida a una sitcom o comedia de situación (una serie con tono de comedia en la que el argumento se desarrolla siempre en un escenario concreto, en este caso un hotel) inspirada en el dueño del mismo, Donald Sinclair. De hecho, John Cleese configuró su personaje de Basil, dueño del ficticio hotel Fawlty Towers, en base a cómo se comportaba el gerente del "Gleneagles Hotel": huraño y despectivo, llegando incluso a lanzar un horario de autobuses a la cara de un cliente cuando éste le preguntó por el próximo autobús que llevaba a la ciudad. También escondió la maleta del miembro de los Monty Python Eric Iddle, ante la sospecha de que pudiera contener una bomba.
La serie sólo llegó a rodar doce episodios en sus dos temporadas (estuvo en antena desde 1975 a 1979), pero a pesar del poco tiempo que estuvo en antena fue galardonada con tres BAFTAS (los Oscar británicos), incluyendo el de Mejor Comedia de Situación en cada una de sus dos temporadas. Además, está dentro de "Las 100 Mejores Comedias Británicas" de todos los tiempos (una lista elaborada en el año 2000 por el British Film Institute), y el personaje de John Cleese, Basil Fawlty, está considerado el personaje de comedia más divertido de todos los tiempos.
La verdad es que "Fawlty Towers" es una de las más desternillantes comedias que pueden encontrarse sobre la faz de la tierra, incluso hoy en día. John Cleese resulta histriónico en su papel de dueño gruñón, siempre preocupado por hacer la vida imposible a su mujer, Sybil. En el hotel residen además una camarera (Polly), un cocinero (Terry) y un mozo español (Manuel), que logrará sacar de sus casillas al señor Fawlty debido a su total desconocimiento del inglés. Las situaciones que se producen son hilarantes, y resulta increíble ver cómo el genial Cleese es capaz de dar la vuelta a una situación aparentemente normal (e incluso aburrida) para convertirla en todo un alarde de comicidad. Su lenguaje rápido, mordaz, sarcástico y terriblemente cínico harán que cada situación sea una nueva 'experiencia' para el resto de la 'troupe' del hotel. Una opción más que recomendable para pasar la tarde de un domingo, aunque, eso sí, mucho mejor en versión original (en el doblaje pierde muchísimo).