viernes, 6 de junio de 2008

Expediente C



Para David Duchovny, hay dos tipos de expedientes: los X y los C. Los primeros tienen que ver con el gobierno y, los segundos, con California. Parece que el agente Mulder se cansó de vivir una vida de abstinencia y austeridad, siempre pendiente de sus dos trozos de esparadrapo en la ventana, esperando a ver si los extraterrestres le devolvían de una vez a su hermana. Y qué decir de la frígida de Scully... Normal que Fox se haya cambiado el nombre por el de Hank Moody y se haya mudado a Los Angeles, rompiendo con su pasado.


He oído decir (bueno, más bien he leído) por ahí que 'Californication' es una especie de 'Sexo en Nueva York' y, Hank Moody, el homólogo de Samantha Jones. Pues no, no es así. Aparte de la obvia diferencia de género entre ambos, cierto es que tienen cosas en común, pero para nada 'Californication' se asemeja a mi amada serie neoyorquina ni mi querido Moody se parece a mi admirada Jones. Estamos ante otro tipo de serie.



En 'Californication', el argumento parece simple: Hank y Karen (Natasha McElhone) llevan juntos (que no casados) doce años y tienen una hija en común, Becka. Hank es escritor y, gracias a las ofertas cinematográficas para adaptar una de sus novelas al cine, la familia se ve obligada a mudarse a LA, dejando NY en el olvido. Una vez allí, Karen conoce a otro hombre y rompe con Hank.
Es ahí cuando empieza la época de decadencia del escritor: intentos de recuperar a Karen, alcohol, drogas y mucho, mucho sexo se convierten en su pan de cada día.


La serie tiene muy buenos momentos estéticamente hablando, como, por ejemplo, la estética onírica de muchos capítulos, que se debe (obviamente) a los sueños del propio Hank, a través de los cuales el espectador es capaz de ahondar en el subconsciente del protagonista y hacer sus propias apuestas sobre qué es lo que va a pasar en ese capítulo o los siguientes. También cabe destacar que el guapérrimo Duchovny se pasea en calzoncillos más de la mitad de la serie. Creo que me he vuelto a enamorar.

Pero no sólo de Duchovnies vive 'Californication': los personajes secundarios son también muy importantes en el desarrollo de la serie. Charlie (Evan Handler, que, by the way, era el marido de Charlotte en las últimas temporadas de 'Sex and the City') juega un rol interesante, sobre todo en el momento en el que empieza un lío con su secretaria Dani (Rachel Miner), miembro de las Suicide Girls, y también Mia (Madeline Zima), la hija del prometido de Karen, con quien Hank habrá tenido más que palabras. También tengo que hacer una especial mención a Becka (Madeleine Martin), la hija de Hank y Karen, una fanática del rock y el punk de doce años que tiene un extraño y ligero parecido con Emily The Strange. La cría no dejará indiferente y sus golpes serán mesurados, pero muy certeros.

La primera temporada ya ha concluído y, en Estados Unidos, la segunda volverá en agosto. De momento, en España se puede ver en FOX. He aquí el trailer (en inglés):

6 comentarios:

plissken dijo...

Cuando he visto a Duchovny pensé que ibas a hablar de X files: Creer es la clave. La secuela de la película de expediente X que se estrena el 25 de Julio. El otro día nos acordamos de Evolution. Una peli de marcianos que protagonizaba junto a Julianne Moore. Fue demasiado...

cinemarium dijo...

Ya me acuerdo de Evolution. La vi porque salía Sean William Scott, el famoso Stiffler de 'American Pie'. Por cierto, vaya ful.

Rayco dijo...

No me gusta, sorry.

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)
college loan

cinemarium dijo...

Muchas gracias por tu visita! Ya queda menos para que se estrene la nueva temporada, qué ganas!

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, felicitaciones desde Panama!