sábado, 26 de julio de 2008

Cómo convertir una película típica en una comedia


'Paso de ti' (Forgetting Sarah Marshall) pintaba como la típica película de sobremesa o que se ve cuando no se tiene tiempo (ni ganas) de ver una película más larga y con mayor carga intelectual. Escrita por Jason Segel ('Cómo conocí a vuestra madre') y protagonizada por él mismo y Kristen Bell ('Veronica Mars'), esperaba un film predecible, quizá con alguna nota de escondido y poco sustancioso humor, perfecto para pasar una noche de sábado sin salir, pero me equivoqué de medio a medio.
El argumento es simple: Peter (músico) y Sarah Marshall (famosísima actriz) son novios desde hace más de cinco años. Un día, Sarah deja a Peter por una estrella del rock llamada Aldous (Russell Brand) y éste cae en una enorme depresión. Para olvidarla, se va de vacaciones a Hawai, pero, cuál es su sorpresa cuando se encuentra en el hotel a la mismísima Sarah con su nuevo novio. Peter se tomará esto como una especie de terapia de choque para olvidar completamente a su ex-novia y empezar una nueva vida.
A este caldo de cultivo habría que añadir a Meg Ryan y a Tom Hanks (o, en su versión más reciente, a Mandy Moore y Gabriel Match en 'Porque lo digo yo') y se tendría la típica comedia romántica que, si acaso, arranca de refilón una sonrisa.
Pero 'Paso de ti' es diferente. Aderezada con dos de los miembros del elenco principal de 'Supersalidos' (Jonah Hill, que no se pierde una, y Bill Hader), se crean situaciones que, aunque convencionales, ya no arrancan una sonrisa, sino que son capaces de provocar una carcajada. Las interpretaciones de Jason Segel y de Russell Brand son perfectas en sus papeles y, además, se une al film Paul Rudd ('El novio de mi madre', 'Lío embarazoso'), que da el toque estrambótico.
Puede que el final sea algo previsible pero, en cualquier caso, sólo por haber logrado arrancarme más de diez carcajadas en poco menos de dos horas, merece un espacio aquí.

1 comentario:

Jandro dijo...

Hace muy poco tiempo que vi esta película, y tengo la misma opinión que tú. No es una grandiosa película, pero a mi también consiguió sacarme una sonrisa... y eso vale mucho. Me lo pasé de puta madre viéndola, y se me hizo muy corta, lo cual siempre es positivo.

Besos!!